21 de septiembre de 2021

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Tres años de prisión para un fiscal santafesino que “tranzaba” con el narcotráfico

El ex fiscal del Ministerio Público de la Acusación de Venado Tuerto, Mauro Blanco, una condena de tres años de prisión efectiva en el marco de un juicio abreviado cerrado ante el fiscal de Reconquista, Leandro Mai. El acuerdo fue homologado en una audiencia que fue presidida el juez penal de primera instancia, Adrián Godoy, quien los próximos días deberá emitir sentencia definitiva por el caso.

El exfuncionario, quien permanece detenido con prisión domiciliaria, acordó su condena por los delitos de enriquecimiento ilícito, cohecho pasivo agravado en un caso de estafas, incumplimiento de deberes de funcionario público y revelación de información secreta.

La justicia recayó sobre el exfiscal en abril pasado cuando fue detenido en el marco de una serie de allanamientos ejecutados en Santa Fe y Córdoba en el marco de una investigación que se inició en enero de 2020 a partir de una denuncia por cohecho activo radicada por la Fiscalía Federal de Venado Tuerto, a cargo del fiscal Javier Arzubi Calvo.

La detención se dio tiempo después de que la legislatura provincial suspendió por 180 días al funcionario judicial tras comprobarse que el mismo había mantenido contacto telefónico con personas ligadas al narcotráfico de la ciudad del sur provincial, a quienes le suministró información sobre distintas investigaciones que se encontraban en curso en el MPA de esa jurisdicción.

Tras ser detenido, el fiscal Mai imputó a Blanco nueve hechos delictivos. Sin embargo, el entonces juez Godoy solo acreditó la existencia de cuatro hechos advertidos durante la investigación.

Entre que resaltaron, se detectaron las “inconsistencias” en el aumento desproporcionado de bienes que obtuvo en tan poco tiempo Blanco. Por ejemplo, en cinco años adquirió un coche de alta gama y tres propiedades.

Blanco fue acusado además de haber recibido una cifra cercana a los 500 mil pesos con el fin de morigerar una situación punitiva en una causa sobre estafas a jubilados realizadas por dos personas. Concretamente, en una semana el fiscal cambió su parecer, pasando de un pedido de condena de 12 años a un acuerdo abreviado de tres años de prisión condicional.

Durante la investigación quedó comprobado que Blanco, durante su función, tenía un informante con el cual intercambia información, incluso de causas judiciales que se tramitaban en el MPA de esa jurisdicción. Justamente ese informante era un hombre que tenía interceptado el teléfono por una investigación de la Fiscalía Federal de Venado, a cargo de Javier Arzubi Calvo, que seguía los pasos de una organización narcocriminal.