21 de septiembre de 2021

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Colón se acostumbró a no ganar: apenas empató con Arsenal

Colón empató sin goles con Arsenal de Sarandí por el Torneo de la Liga Profesional y lleva cinco partidos sin triunfos en el campeonato.

Colón igualó sin goles con Arsenal de Sarandí por la fecha 11 del Torneo de la Liga Profesional. El Sabalero no gana desde el partido con Gimnasia y Esgrima de La Plata y se aleja de la pelea por el campeonato.

Luego de un comienzo auspicioso, en el que parecía que ambos equipos atacarían el arco rival sin muchos miramientos, con los minutos, esa ilusión se desvaneció y el encuentro se transformó cayó en un pozo. Sin ritmo, graves problemas para asociarse y carencia de ingenio para avanzar fue lo que ofrecieron tanto Colón como Arsenal en los primeros tramos de este encuentro.

Se hizo complicado seguir de cerca las acciones del partido cuando la pelota cambiaba de bando constantemente producto de las imprecisiones de ambos equipos. No había secuencia de pases y mucho menos avances promisorios. Era otro paso atrás para el juego que desea plasmar Eduardo Domínguez en cancha.

Cerca de la media hora de juego, Arsenal tuvo una oportunidad muy clara para romper el empate. Luego de una mano de Eric Meza para evitar que Emiliano Papa meta un centro desde la izquierda, el árbitro Yael Falcón Pérez sancionó penal y Nicolás Mazzola, exjugador de Unión, se hizo cargo de la ejecución. El delantero, cara a cara con Leonardo Burián, decidió definir alto al palo derecho del Cachorro, pero la pelota se elevó demasiado y se marchó por encima del travesaño. Todo seguía 0-0.

Ya la primera media hora era suficiente para considerar este primer tiempo como uno de los peores de Colón en la era Domínguez. El Sabalero, a pesar de que ha tenido actuaciones discretas, nunca mostró una versión tan floja como la de los primeros 45 minutos en Sarandí. Ni siquiera los que “casi siempre” juegan bien (Farías, Aliendro, Bernardi, entre otros) estaban teniendo incidencia en el desarrollo del partido. Además hay que tener en cuenta que el local había desperdiciado un penal a favor.

Segundo tiempo

Daba la impresión que la única manera en que el cero se podía romper era si uno se equivocaba y el otro aprovechaba ese error. En el complemento el partido se mantuvo en la sintonía de la primera parte. No existía relación entre lo que sucedía en mitad de cancha con los delanteros de Colón. Los atacantes sabaleros, o cualquier otro jugador que participara en el ataque, no lograba romper la defensa del equipo local. Eran once jugadores aislados unos de otros.

Arsenal, con muy poco, tuvo un par de oportunidades de ponerse en ventaja, pero Burián respondió a la altura de las circunstancias y todavía prevalecía el cero en los arcos.

Un 0-0 que se mantendría hasta el final del partido, un cotejo que golpea más lo anímico por la producción futbolística que por el resultado en sí. Luego de la igualdad ante Newell’s, Colón había mostrado una leve mejoría, pero este martes en Sarandí la imagen que dejó el equipo es totalmente distinta.

Por Lucas Otero / Aire Deportes