21 de septiembre de 2021

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Clínica clandestina en Candioti Sur: aparecieron casos de mala praxis en implantes

La clínica clandestina investigada por mala praxis, que funcionó hasta el pasado 12 de agosto en barrio Candioti Sur, sumó recientemente dos nuevas denuncias por lo que el número de víctimas asciende a tres mujeres que supieron realizarse operaciones estéticas en el inmueble de Alberdi al 3000.

El caso salió a la luz luego de un allanamiento que concretaron los agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de Santa Fe y que fue tramitado por el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Carlos Lacuadra. El mismo tuvo como objetivo en su momento inspeccionar el establecimiento y secuestrar la historia clínica de una mujer que denunció mala praxis por parte de los médicos que atienden en el espacio.

Sin embargo, cuando los investigadores irrumpieron en la propiedad se encontraron con un quirófano de alta complejidad montado en el interior del domicilio. Además hallaron elementos para llevar a cabo implantes mamarios y otro tipo de cirugías estéticas como, por ejemplo, liposucciones.

La irregular situación fue puesta en conocimiento de la Secretaría de Control Municipal por lo que personal del área se dirigió hasta la propiedad y colocó la faja de clausura, ya que la clínica no contaba con ninguna habilitación para funcionar.

Tras el allanamiento, y con la noticia en la calle, dos mujeres informaron -por medio de sus abogados- haberse realizado implantes mamarios en la clínica cuyos resultados fueron adversos a los esperados. Inclusive, debieron tener que ser intervenidas en otros establecimientos de cirugías, según indicaron fuentes ligadas a la causa.

Sin imputaciones

Por la investigación, aún no hay ninguna persona imputada ni identificada, aunque no se descarta que en un futuro pueda haberla. Por el momento, el caso apunta a los delitos de “mala praxis” y también del manejo irregular de residuos patológicos, ya que durante el último procedimiento que realizó la AIC, los investigadores constataron la presencia de basura que debe tener un tratado especial

Este último procedimiento se llevó a cabo un día después del allanamiento y terminó con el secuestro 2,500 kilogramos de material biológico que estaba repartido en tres bolsas de nylon rojas.