1 de marzo de 2021

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Usurparon una casa contaminada, una nena murió y otros dos chicos están internados

El 6 de enero trascendió la noticia de la trágica muerte de una niña de 6 años tras ingresar en el Hospital Dr. Orlando Alassia con muerte cerebral causada por agua contaminada. A este caso se le suman dos niños de un año y ocho meses y una nena de tres años que fueron internados en las últimas horas de manera urgente en el nosocomio, ambos intoxicados con plomo.

Tras investigarse los tres casos, se conoció que las familias de los menores vivían en un sector usurpado de Cerplac, una fábrica de baterías abandona ubicada en la localidad de Ceres.

En este sentido, Alejandra Dupouy, intendenta de Ceres explicó que se trata de un inmueble privado y agregó: “Desde el Municipio siempre advertimos que no creíamos que esas instalaciones fueran habitables y que seguramente contenían contaminación con plomo”. Además, confirmó la imposibilidad del accionar del Ejecutivo ante la falta de una medida judicial.

Respecto a la situación habitacional del inmueble, Dupouy explicó que se realizaron las pruebas correspondientes. Del resultado de las mismas se pudo determinar que el lugar se encuentra contaminado, aunque reconoció que las familias “siempre negaron la realidad del lugar y nunca entendieron la gravedad”.

Problemática habitacional

Según explicaron las autoridades, la situación de las familias se desprende de una problemática habitacional que data de hace varios años. Tal y como explicó la funcionaria, las usurpaciones se deben al “problema estructural” de Ceres y “la necesidad imperiosa de contar con un techo propio”.

Asimismo, reconoció que en Ceres “está colapsado el sistema inmobiliario. Es muy difícil conseguir una casa para alquilar y cuando se consigue, los requisitos que piden las inmobiliarias son muchos”, añadió.

Sin respuestas

Desde el Municipio sostienen que, si bien se dio aviso al gobierno de la provincia, aun no obtuvieron respuestas ni intervención de Medio Ambiente.

Pese a la carencia de soluciones, las tres familias afectadas accedieron a trasladarse a distintos inmuebles, con la ayuda del gobierno ceresino. Dupouy explicó que “se trabajó mucho para reubicarlas”, y contó que se trata de personas que tenían trabajo, aunque no una vivienda.

Cabe destacar que, en los últimos tres años, más de 900 familias se anotaron en el registro de acceso a la vivienda de Santa Fe.

Nuestras Redes Sociales

Abrir chat
Envianos tu noticia!