24 de junio de 2021

Santa Fe 24 Horas

Portal de Noticias

Interna en el PRO santafesino por los candidatos que no viven en nuestra provincia

El lanzamiento del ex canciller Jorge Faurie a senador de Santa Fe alborotó Cambiemos y reavivó la discusión por los candidatos que no viven en la provincia.

Con la interna estallada a nivel nacional y sin un ordenador claro de las candidaturas, Juntos por el Cambio de Santa Fe se convirtió en un desfile de dirigentes con aspiraciones a retener las cinco de las nueve bancas que pone en juego la provincia.

En ese río revuelto, los referentes con anclaje territorial comenzaron a cuestionar a los candidatos que hace años viven en Buenos Aires, ya sea en Capital como provincia, y que buscan representar a Santa Fe: “que los lleve Larreta si los quieren en el Congreso”, disparó una experimentada dirigente del PRO.

El tema tomó relevancia con el lanzamiento del ex canciller Jorge Faurie, como adelantó LPO quien nació e hizo su carrera de grado en ciudad de Santa Fe pero hace mucho tiempo que está radicado en CABA.

Pero no es el único; Luciano Laspina es rosarino y una de las espadas del PRO en temas económicos en el Congreso que lo posicionó entre los primeros nombres en las arduas negociaciones por las listas.

El economista siempre tuvo la expectativa de desembarcar en el Ejecutivo durante el gobierno de Cambiemos pero su buen desempeño en la Legislatura nacional le jugó en contra y el mismo Mauricio Macri reclamó uno de los primeros lugares en la boleta cuando tuvo que renovar.

Pero más allá de su domicilio en CABA, el caso de Laspina no genera demasiadas objeciones como sí sucede con Lucila Lehmann, la referente de la Coalición Cívica en Santa Fe que vive en provincia de Buenos Aires hace mucho tiempo y es amiga íntima de Lilita Carrió quien siempre reclamó un espacio para su preferida.

Por otro lado, Amalia Granata que fue elegida diputada provincial por los pañuelos celestes, ahora busca un salvoconducto a Juntos por el Cambio en Santa Fe. Pero la panelista ya viene sumando críticas en la Legislatura por vivir en Pilar.

Amalia Granata reunida con Pichetto en mayo pasado

Es que de las 25 sesiones que hubo desde que fue elegida diputada, Granata estuvo de forma presencial en seis del 2020. Este año nunca pisó el Palacio Legislativo y en el medio, no se privó de algunos bloopers como cuando el primero de mayo pasado, mientras el gobernador Omar Perotti cerraba el discurso de apertura de sesiones, Amalia salía en vivo por Radio Mitre en el programa de Polino.

“Granata fue a protestar a Olivos porque las escuelas estaban cerradas pero si viviese en Santa Fe sus hijos hubiesen tenido clases presenciales”, recordó una dirigente del macrismo quien agregó que según el protocolo de sesiones, los presidentes de bloque, como es Granata, tienen la obligación de asistir de forma presencial.

Ahora, con la interna a nivel nacional, los territoriales tratan de ganar espacio para que la conformación de listas, ya sea de unidad o para las internas, se decida en Santa Fe y no dependa del dedo de Buenos Aires ubicando a candidatos que viven en Buenos Aires, resumieron.

Por Fabricio Navone para La Política Online